Historia

Se habla de objetos y restos de la Prehistoria relacionados con Partaloa, pero no podemos confirmar los datos de forma particular, aunque si en relación con la comarca y los movimientos de población o asentamientos de la época del Argar

En cuanto a la evolución sobre la propiedad histórica de Partaloa, habrá que hacer un estudio más profundo debido a los numerosos cambios de dueños que sufre al pasar tan pronto su término de tierras de realengo a tierras de señorío por favores de los reyes a sus colaboradores en la campaña de la conquista del Reino de Granada.

La Bula de 1505 aparece con el nombre de Partaloba y se prolonga hasta finales del XVIII en uso corriente, como hemos podido comprobar en el Libro del Catastro, pero a lo largo del tiempo se van sucediendo nombres como Carsaloba, Cartaloba, Cantalobo, Paralobra, hasta las actuales Partaloba y Partaloa. El nombre de Partaloa se utiliza a partir del siglo XIX (Tapia Garrido).

Al no poder contar con el Libro de Apeo, Amojonamiento y Repartimiento, donde aparecen los primeros repobladores y bienes dejados por los moriscos una vez expulsados, la verdadera historia del pueblo tenemos que plantearla a grandes rasgos y sin unaevolución formal. En cuanto a la evolución sobre la propiedad histórica de Partaloa, habrá que hacer un estudio más profundo debido a los numerosos cambios de dueños que sufre al pasar tan pronto su término de tierras de realengo a tierras de señorío por favores de los reyes a sus colaboradores en la campaña de la conquista del reino de Granada.

Los Reyes Católicos dieron Partaloa a don Diego Hurtado de Mendoza, primer Duque del Infantado y segundo Marqués de Santillana. Este nombra alcaide de la fortaleza de Cantoria a Muhammad Alajcar y de Partaloa a Muhammad Valenci. El Duque tuvo un pleito con Juan de Benavides, primer alcaide de la fortaleza de Purchena, al que los reyes dieron 200 fanegas de tierra y él las ocupa en las fincas de Almizaraque y Almanzora, las mejores del término de Cantoria, participando en este pleito Diego Gómez de Burgos, corregidor de Vera, dando la razón al Duque.

José Alvarez de Toledo y Osorio Córdoba y Guzmán, noveno nieto del primer Marqués de los Vélez, poseedor de los señoríos de Cantoria y Partaloa por compra escriturada en Murcia el 13-2-1501 a Diego Hurtado de Mendoza, Duque del Infantado.

El 5 de octubre de 1515, Don Pedro Fajardo compró al Duque Cantoria y Partaloa en dos millones y medio de maravedíes, de los que 150 eran por los edificios y fortalezas y el resto por los 470 vasallos que había entre ambas villas, a razón de 5.000 maravedíes cada uno.

Diego de Béjar tomó posesión de Cantoria en nombre del Marqués el 18 de febrero, y el 22, de Partaloa, entregándolas a Pedro de Tortosa, nombrado por el Marqués alcaide de las mismas. La venta se confirmó en Murcia el 13 de junio del mismo año.

Después de algunos pagos, el 16 de octubre de 1519 el Duque se dio por pagado de todo menos de 80.000 maravedíes de juro, que su padre dio en Cantoria y Partaloa a su esposa doña María de Luna y que estaban en poder de don Bernardino de Mendoza, arcipreste de Guadalajara.

Los Reyes Católicos a su paso por Granada le concedieron el título de Villa. En la Bula de Elección de Oficios y Beneficios en las Iglesias Parroquiales de la Ciudad de Almería y su Obispado, figura la Iglesia de Cartaloba (hoy Partaloa) como anexa de la iglesia parroquial de Santa Maria del lugar de CANTORIA. El 6 de febrero de 1.679 se erigió en parroquia bajo la advocación de San Antonio de Padua (Patrón de Partaloa).

Partaloa en 1972 sufrió un terremoto que por fortuna no hubo que lamentar perdidas humanas pero si muchas materiales. Muchas casas quedaron inhabitables por sus propietarios, con grandes daños en techos y paredes con el riesgo de posible derrumbamiento.

Diputación de Almería facilitó lo que llamamos “casas móviles” que se colocaron en la pedanía de Retamar; formaron un pequeño pueblo anexo a Partaloa de forma provisional hasta que todas las familias pudieran reparar sus casas en el pueblo y poder volver.

La Iglesia también sufrió los efectos del fuerte terremoto, e incluso no se pudo utilizar más por peligro de derrumbe; se habilitó un salón de una de las familias de Partaloa, sobre una almazara de aceite; que sirvió para todos los oficios: ceremonias de domingo, bodas, bautizos, comuniones y entierros. Fué necesario la demolición de la Iglesia y en su ubicación se construyó la actual, una construcción moderna que hace el papel del antiguo templo.

History

Although some people talk about Prehistoric evidences connected with Partaloa, we cannot assure this but these evidences are clearly proved in the region, as the settlements of Argar site.

The historic property of Partaloa is a difficult matter to clarify. It has had many owners because it was used as present by Catholic Monarchs in the conquest of Kingdom of Granada.

In the Bull of 1505 , our town appears with the name of “, Partaloba”, and this name is used until the end of XVIII century, as we can see in the Registry Book, but along the years, it is changing to Carsaloba, Cartaloba, Cantalobo, Paralobra, to finish in the names of Partaloba and Partaloa. The current name of Partaloa is used after XIX century (Tapia Garrido)

As we have a little data of this time, we cannot assure who were the first inhabitants of our town once the moors were expelled, so we cannot define a precise history in those ages.

Catholic Monarchs give Partaloa to Don Diego Hurtado de Mendoza (the first Duke and the second marquis of Santillana). He names Muhammad Alajcar as Mayor of Cantoria lands and Muhammad Valenci as Mayor of Partaloa. The Duke argued with the Mayor of Purchena, Juan de Benavides, and the Catholic Monarchs give to him two hundred “fanegas” of land, choosing Benavides the lands of Almizaraque and Almanzora, the best ones of Cantoria. In this lawsuit takes part Diego Gómez de Burgos, the chief magistrate of the region, wining the Duke the dispute.

José Álvarez de Toledo y Osorio Córdoba y Guzmán, buys the lands of Partaloa and Cantoria in 1501 to Don Diego Hurtado de Mendoza, Duke of Infantado.

On October 5, 1515, Don Pedro Fajardo pays two and a half million of maravedies in order to pay not only the land and the buildings but 470 vassals too.

Diego de Bejar took the lands in the name of the Marquis on February 18, and the following February 22 the lands of Partaloa, giving them later to Pedro de Tortosa , named Mayor by the Marquis. The transaction was accomplished this year on 13 July in Murcia.

The payment was almost done on 16 October, 1519, which was given to his wife, Doña María de Luna, and it was on the hands of Bernardino de Mendoza, Archpriest of Guadalajara.

When the Catholic Monarch came to Granada, concedes the title of Villa. In the Bull “Elección de Oficios y Beneficios en las Iglesias Parroquiales de la Ciudad de Almería y su Obispado”, we can see the Church of Cartaloba (Partaloa nowadays) as part of Santa María del Lugar's Church (Cantoria). On February 6, 1679 the Church was created to Saint Anthony of Padua, who is our current patron.

In 1972, Partaloa was struck by an earthquake. It caused numerous material losses, although, fortunately, nobody died in the disaster. As a lot of houses were strongly damaged, Almería Provincial Council provided movable houses, which were emplaced in Retamar. Provisionally, they created a little town there until the families could repair their houses in the town in order to come back there.

Our Church was strongly damaged too, and even it was not possible the use of it because it has a high risk of falling down. An alternative place was prepared in a private house, inside an olive oil mill. They used this new location for all the ceremonies that they made in the Church previously, like Sunday mass, weddings, Baptisms, first communions or even funerals. The demolition of the Church was necessary and the new current Church was built in the place of the previous one. The new Church is a modern building which plays the role of the old temple.


Volver Arriba